Alimentos SOLIDARIOS

Esta vez no tengo otra opción. Y tampoco quiero.  Tengo que animarles a todos a colaborar con toda la SOLIDARIDAD posible en la 'II GRAN RECOGIDA NAVARRA' que promueve el Banco de Alimentos de Navarra (BAN) y la Fundación Diario de Navarra. Más de 38.000 personas, muchas de ellas afectadas por la grave crisis que vivimos, dependen en buena medida de la solidaridad ciudadana de quienes estamos un poco mejor. Desde luego que no les solucionamos la vida, pero al menos contribuimos a mejorar su dieta, que puede ser escasa. No digamos ya si hablamos de familias con niños a cargo... 

  Es indignante, la verdad, que en pleno siglo XXI tengamos que toparnos todavía con estas injusticias. A las autoridades hay que insistirles en que busquen soluciones de una vez para crear empleo. Sólo el trabajo nos puede sacar de este agujero, está claro.

  Mientras tanto, sin embargo, los ciudadanos no podemos mirar para otro lado y tenemos que echar una mano en todo lo que podamos. Y una oportunidad para demostrar nuestra solidaridad con los más desfavorecidos en este momento es aportando alimentos en los 133 puntos de recogida -entre súper, hiper y algunas colectas- que estarán disponibles en 30 localidades navarras este viernes 31 de mayo y el sábado 1 de junio, a lo largo de todo el día en los horarios comerciales de cada superficie participante.




 Gracias desde aquí a TODAS LAS EMPRESAS, tanto distribuidoras como colaboradoras, que se han prestado a echar una mano y que han aportado materiales y logística para que este gran evento solidario sea posible. Y gracias a los alrededor de los 1.600 VOLUNTARIOS que se han apuntado para atender a los ciudadanos y recoger los alimentos. 

  Sin todos ellos, nada sería posible. 

  Y SIN USTEDES, tampoco.



Más información:
www.diariodenavarra.es
www.bancoalimentosnavarra.org
También en Facebook y Twitter




1 comentario:

Anónimo dijo...

El otro día tuve una revelación en sueños. Soñé que tenía mucha comida en casa, que comía sin parar y que me ponía gordo. Me sentía mal tanto por no cuidar mi físico como por mi avaricia. Había comprado demasiados alimentos y no sabía qué hacer con ellos, así que decidí donar los excedentes a comedores sociales para que no caducaran. Leyendo la interpretación de soñar con comida aquí, entendí que había tenido una gran idea y que mi propósito en la vida era ayudar a los demás. Desde entonces, todas las semanas compro varios paquetes de arroz, legumbres y otros alimentos para que los que no pueden llegar a fin de mes, al menos se permitan los platos que les toca cada día.