Reivindiquemos soñar

Tiempos oscuros éstos, en los que resulta verdaderamente difícil hablar de solidaridad, de derechos sociales, de idealismo, de soñar un mundo mejor. Enseguida te recuerdan "lo mal que estamos" y tachan el derecho a soñar de "tontería", de "pájaros en la cabeza", de "bobada" incluso. 


Todo a tu alrededor te dice, te recuerda, te repite, te recalca, te restriega... un conjunto de palabras odiosas y realidades peores:

- Crisis
- Recesión
- Paro
- Déficit
- Deuda
- Prima de riesgo
- La Bolsa va mal
- Recortes
- "Ajustes"
- Pobreza
- Exclusión
- Merkel dice...
- Bruselas dice...
- El FMI dice...
- Subida del IVA
- Eliminar pagas
- EREs
- Desahucios
- Pesimismo
- No hay nada que hacer
- Hay que aguantarse
...
...

Lo siento, pero a pesar de todo reivindico el derecho a salir de debajo de esta montaña de sombras y el derecho a soñar con otras realidades. 


Eso sí, siempre recordando que soñar es algo más que pensar, es desear, es creer, es buscar, es arrimar el hombro, es no quedarse de brazos cruzados, es ponerse en marcha, es buscar soluciones...:

- Solidaridad.
- Cooperación, colaboración.
- Justicia social y reparto más igualitario.
- Que no "paguen" los más débiles.
- Respetar los derechos y los avances para los ciudadanos en salud, educación, servicios sociales..., que tanto costó lograr en este país.
- Creatividad (¡las recetas de siempre no, por favor!).
- Ilusión (sin ella, nos hundimos). Es clave para el optimismo.
- Esperanza (sin ella no nos movemos). 
- Búsqueda de otras fórmulas, modelos, alternativas... que las hay.
- Politiqueos fuera. A trabajar en serio por el bien común.
- Escuchar la voz de expertos, ONG, profesionales buenos, con ideas, con propuestas viables... que las hay.
- Recortar en fraude (del grande, blanqueo de dinero, cuentas en las Bahamas y similares, propiedades a nombre de otros/as, etc.), sueldazos, comisiones, dietas, corruptelas, cargos inútiles... y un largo etcétera.
- Sí hay algo que hacer, mucho que hacer.
- Yo creía que lo de aguantarse era más propio de las dictaduras.
...
...

Seguro que ustedes tienen muchas otras ideas. 


En todo caso, reivindiquemos el derecho a soñar, entre todos y para todos.
























1 comentario:

Anónimo dijo...

Genial María Jesús!